Puedes (y a veces, deberías) rechazar las invitaciones a contactar en LinkedIn

Rechazar invitaciones en Linkedin para conectar

Rechazar invitaciones en LinkedIn para conectar a veces es necesario. No llenes tu red de contactos inútiles o sin apenas valor.

¿Hay que aceptar todas las invitaciones en LinkedIn para conectar? Esta pregunta me la hacen muy a menudo en las formaciones de LinkedInAceptar o no contactos en LinkedIn no es una verdad universal. Verás que en muchas ocasiones otros profesionales recomiendan aceptar TODAS las invitaciones en LinkedIn que te hagan. Y no me parece un mal consejo, pero tengo otra opinión y te la quiero contar. Me interesan mucho las opiniones que tengan los lectores de este blog así que os animo a que me contéis qué soléis hacer cuando os llega una invitación a conectar en LinkedIn ¿la aceptáis siempre?

ebooks gratuitos sobre Linkedin

Si sigues este blog con frecuencia sabrás que somos muy fans de LinkedIn. Con más de 450 millones de perfiles en el mundo y más de 8 millones en España LinkedIn es una potentísima herramienta de lo que ahora se llama “networking”.

LinkedIn sirve para establecer contactos con otros profesionales, ya sea para conseguir clientes, empleo, colaboradores, inversores, etc..  LinkedIn es una extraordinaria herramienta para todas las empresas. Y para las B2B debería  ser una parte fija de su estrategia de marketing online. También hemos hablado de la importancia de la cantidad de contactos en esta red social ya que la cantidad de contactos que primer grado que tengas te permitirán tener una mayor red de segundo y tercer grado. Vamos, que la cantidad en este caso SI importa…

La CALIDAD de la red de contactos importa

Pero para mí (y esta es mi opinión) la cantidad es importante pero no a cualquier precio…  La CALIDAD de una red profesional es muy relevante. Si tengo 10.000 contactos de primer grado pero en su gran mayoría son canadienses, por poner un ejemplo, y yo soy un abogado español ¿me servirá de mucho esa red? Para empezar si no tengo ni siquiera mi perfil en inglés pues probablemente no me entienda con ellos ni ellos conmigo. Es un ejemplo algo extremo pero creo que puede ilustrar que no sólo la cantidad de contactos es lo relevante.

Mantener la calidad de una red de contactos  implica en ocasiones rechazar invitaciones en LinkedIn que te llegan para conectar. Y te doy mis razones para ello;

La importancia de enfocarse en tus objetivos en LinkedIn

Lo primero que hay que tener muy en cuenta al empezar en LinkedIn son los objetivos de cada uno para estar presente en la red. Un objetivo es qué quiero conseguir, la estrategia es cómo lo hago. Si lo que quiero conseguir en LinkedIn es empleo mi estrategia será la de buscar como contactos a headhunters, a directores de RRHH de las empresas en las que me gustaría trabajar, etc… Por tanto, lo óptimo es orientar la estrategia de contactos a aquellos que puedan servir para el cumplimiento del objetivo. Entended esto en un sentido amplio, no se trata de rechazar invitaciones en Linkedin a todo aquel que no cumpla esto porque los objetivos cambian y evolucionan con el tiempo, pero no perdáis el foco de lo que queréis conseguir en LinkedIn y quién es vuestro “cliente” en esta red.

LinkedIn para comerciales

Nadie te puede obligar a aceptar una invitación que no quieres

No hay ninguna norma que te obligue a aceptar invitaciones en LinkedIn. Es tu página, tu perfil, tu red, así que si prefieres ser selectivo, es tu decisión. Nadie te va a criticar por ello (o no deberían hacerlo). Es más, LinkedIn incentiva (en ocasiones de forma errónea) que sólo nos relacionemos con gente a la que conocemos.

No quiero conectar con perfiles “dudosos”

No sé si alguna vez os han enviado invitaciones en LinkedIn a conectar y al ver el perfil de quien os la envía os entran dudas. ¿En qué sentido? Pues hablo de perfiles incompletos, con poca o nula información, sin foto (¡cuántas veces os hemos hablado de la importancia de la foto en el perfil de LinkedIn!), trabajando en empresas “fantasma” (que no aparecen por ninguna parte). Yo no sé vosotros pero yo rechazo estas invitaciones en Linkedin.

No quiero conectar con empresas

Las empresas en LinkedIn pueden tener página de empresa pero no un perfil de persona. Es una práctica incorrecta hacer un perfil de persona como si fuera una empresa. Y peor poner un logo en lugar de foto, el nombre de la empresa y demás. Ya lo hemos comentado en otros post ¡es uno de los malos hábitos que los usuarios de LinkedIn más aborrecen! Así que en mi caso absteneos de solicitarme como contacto si sois una empresa camuflada como un profesional.

¿Qué hacer si te envían una invitación que no te “cuadra”? A veces ignorar es la mejor respuesta. Ten en cuenta que esa persona no va a recibir ninguna notificación diciendo que no la has aceptado. ¿Qué hacer si ya has aceptado una invitación y te quieres retractar? Recuerda que siempre podrás borrar contactos de tu red aunque LinkedIn no lo pone fácil.

Yo ya os he contado mi opinión sobre las invitaciones en LinkedIn ¿Cuál es la vuestra? ¿Qué hacéis si os llega una invitación no deseada? Me encantará saber vuestra experiencia.

P.D: estamos muy especializados en LinkedIn. Puedes ver todos nuestros posts sobre esta red, dos ebooks gratuitos que hemos publicado sobre LinkedIn y nuestros servicios de LinkedIn para empresas y profesionales. No dudes en contactarnos, ¡es una inversión que vale la pena!

Imagen de cabecera cortesía de Shuttestock

17 Comments
  • avatar
    Daniel Truzman

    At 9:27, 16 marzo, 2015

    Tengo que decirte que no estoy de acuerdo del todo, esta bien lo de los contactos dudosos, pero que los contactos no sean de tu país no es necesariamente una baja en la calidad de tu red de contacto, en una red profesional donde todo es dinámico y todo puede suceder, es difícil determinar si en verdad una red canadiense sea algo negativo para uno, el consejo en tal caso seria tener el perfil en ingles que es mas internacional, o como en algunos casos se ha visto, en los dos idiomas. Pero en cualquiera de los casos, no creo que tener una gran red de contacto sin que sea de tu país sea algo que no te convenga, nunca sabes cuando un amigo tuyo o un colega se va a ir a Canadá y va a necesitar conectar con un abogado y justamente tu eres la persona que le puede recomendar a uno e inclusive hablar directamente con esta persona antes de ser contactado, uso tu ejemplo para mantener la idea, pero como mencione antes, las posibilidades son infinitas.

    Un saludo y gracias por tus posts, son muy interesantes y me agrada que invites al debate.

  • avatar
    Maria José varela

    At 19:22, 16 marzo, 2015

    Hola Angeles,
    Estoy de acuerdo y menos mal que acerté, que la calidad prima sobre cantidad. El ejemplo de los canadienses es clave, un grupo de gente con los que no te puedes comunicar, !!Hace bulto si !! pero útil, lo que se dice útil no es…
    Aceptar sin más es un poco absurdo, hay contactos de los que casi ni sé a qué se dedican pero en cambio si he aprendido que puedes aceptar aquellos que aunque no tengan mucho que ver, si pueden servirte en un momento dado de ¿mentor? ¿orientador? o incluso de ejemplo a seguir si sus intereses son interesantes valga la redundancia. Tener un contacto por si algún día….me satura, prefiero pensar que siempre podré buscar ese contacto si mantengo una red más o menos activa ¿No?.
    Gracias por el artículo, ayudan a despejar el camino.

  • avatar

    At 18:58, 21 marzo, 2015

    Hola,

    Estoy de acuerdo con lo planteado en tu post. No creo que se deba aceptar todas las invitaciones de Linkedin, ¿lo harías en Facebook?
    Linkedin es una estupenda herramienta para mantenerte en contacto con gente con la que has trabajado, o trabajas. De nada sirve tener un gran número de contactos, y si necesitas cualquier cosa, no poder utilizarlos.

    Yo sólo acepto aquellos que conozco, o que veo que por su perfil tenemos cosas en común.

    Un saludo y gracias por los artículos,

  • avatar

    At 9:59, 14 agosto, 2015

    Estoy de acuerdo en que hay seleccionar de contactos de calidad.

    Yo cuando recibo una invitación, lo primero que hago es ver si es de alguien que conozco, si no le conozco compruebo el mensaje de la invitación, si está personalizado y me convence la acepto.

    Si no está personalizada entonces visito su perfil para ver si me interesa estar en contacto o no.

    Pero sobre todo cuando acepto la invitación les suelo sugerir hacer mejoras en su perfil y en su forma de gestionar su presencia en esta Red Social.

  • avatar
    aranzazu

    At 13:08, 18 diciembre, 2015

    Buenas tardes,
    Tengo una duda acerca de las páginas de empresa. Mi pregunta es: Al igual que como perfil puedo o no aceptar las solicitudes de otros usuarios a seguirme, ¿puedo o hay alguna opción para poder aceptar o no a usuarios que quieran seguir a mi página de empresa?
    Gracias

  • avatar
    Natalia B

    At 18:57, 21 julio, 2017

    No estoy de acuerdo en todo, pues yo soy una profesional sin experiencia, y envió solicitudes a personas que tienen una posición muy buena en temas que me interesan, como el transporte, la movilidad en el mundo, y quiero estar actualizada e informada, y me parece una excelente oportunidad teniendo en cuenta que este tipo de personas comparten muy buena información.

    Adicional a ello pues también estoy interesada en oportunidades laborales, y me parece que este tipo de personas muchas veces publican anuncios de las mismas. Teniendo en cuenta todo esto, hay muchas personas que no me aceptan, creo que porque no soy un ” Contacto de calidad” y eso me parece triste,porque el interés de nosotros los profesionales sin experiencia, es tener un circulo profesional bueno, en donde podamos aprender y tener oportunidades laborales, y el ” No ser un contacto de calidad”, nos quita la oportunidad de relacionarnos con personas de nuestro interés.

    Saludos

  • avatar
    Francisco

    At 12:21, 17 octubre, 2017

    ¿Pero quién envía la invitación? ¿Es automática, la hacen empleados de LinkedIn o es que realmente me está invitando la persona del perfil?

  • avatar
    JOAN CARLES VILA SALA

    At 14:09, 27 noviembre, 2017

    Hola Angeles!
    He podido leer tu artículo y ver que eres una auténtica especialista en Linkedin. No es mi caso, por ello quería consultarte una duda:

    resulta que ayer en mi perfil de Linkedin se me han agregado de golpe seis contactos que yo no he autorizado. Algunos son gente que no conozco, que no tienen foto o perfiles con muy pocos contactos y poco trabajados.

    ¿Saber que puede ocurrir? he buscado por la red y no he tenido éxito.

    Muchas gracias!
    Joan Carles

  • avatar

    At 6:27, 28 junio, 2019

    Estoy de acuerdo en qué hay que ser selectivos con los contactos, sin embargo esa selectividad a veces también disminuye las oportunidades de conectar. Por ejemplo, me ha ocurrido en muchas ocasiones que intento conectar con personas que están en “rangos” un tanto mayor a los míos (vamos, que acabo de salir hace unos pocos años de la u). Entonces intento agregar a esta gente, pero jamás responden, obviamente que porque para ellos yo soy más una “carga” que un aporte, supongo. El tema es que ello me ha impedido de sobre manera por ejemplo, tener una oportunidad para encontrar trabajo ya que solo tengo personas “de mi mismo rango” que no tienen incidencias en las decisiones de sus empresas (aunque no me mal entiendan, que me nutro mucho también con ellas y compartimos muchas cosas). La cuestión es que esa actitud de mucha gente ya con sus años me hace sentir a veces que si cerrara LinkedIn tendría las mismas oportunidades a que lo tenga abierto (porque lamentablemente mi carrera es de pitutos y los reclutadores de la red LinkedIn están a años luz de publicar ofertas de mi carrera profesional: Administrador Público, que trabaja en el sector público y en vías de especialización a la Gestión del Riesgo de Desastres Naturales. En fin…supongo que como tú dices, ellos están en su derecho de negarte la solicitud si no les aportas en nada…

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.