CPC (Cost-Per-Click): ¿Qué es y cómo se optimiza?

que es el cpc


Índice

Introducción

¿Qué significa CPC?

¿Qué es la publicidad CPC?
Cómo se calcula el CPC
Precio del PPC

Puntos de referencia CPC por industria
CPC vs. CPM
CPC vs. CPA
Cómo optimizar el CPC en Google AdWords

Anuncios relevantes
Elegir las palabras clave correctas
Añadir palabras clave negativas
Prueba diferentes cantidades
Usa diferentes combinaciones de palabras clave

Conclusión – Mejora tu tasa CPC

Introducción

¿Qué es el CPC y cómo puede hacer que crezca tu negocio? Comprender el marketing CPC e integrarlo en tu estrategia es fundamental para tu planificación de publicidad online. Para ayudarte a comprender el significado y el uso del CPC, vamos a ver los componentes clave del costo por clic que te ayudarán a optimizar tu empresa.

¿Qué significa CPC?

CPC significa costo por clic (cost-per-clic). Es una medida que te indica cuánto pagas por cada clic en una campaña de publicidad digital. Esto ofrece un nivel adicional a tu estrategia de marketing, que te dice más que simplemente el costo total de la campaña publicitaria.

¿Qué significa CPC?

¿Qué es la publicidad CPC?

La publicidad CPC es un método común que usan las páginas web para cobrar a los anunciantes por el beneficio de colocar anuncios en su sitio web. Google Ads (anteriormente conocido como Google AdWords) es la herramienta más popular de este tipo de marketing, aunque hay otros.

Cómo se calcula el CPC

Puedes usar una calculadora CPC online, pero la fórmula es bastante simple. Tu Google  Adwords (u otra plataforma de publicidad de terceros) debe tener tus métricas en un panel de administración. Simplemente localiza el número total de clics en cualquier campaña publicitaria determinada.

Cómo se calcula el CPC

Toma el costo total de la campaña y divídelo por el número de clics reales. Esto te dará tu tasa de CPC.  

Por ejemplo, una campaña que costó 1,500$ y generó 644 clics, tiene una tasa de CPC de 2.32$.

Entonces, conceptualmente, en vez de pensar en el costo total de una campaña publicitaria, puedes pensar cuánto estás pagando para recibir un clic en tu página de destino proveniente de un anuncio.

Precio del PPC

El PPC, o pago por clic, hace referencia a la estrategia general del pago publicitario. Cuando los especialistas en marketing hablan de estrategias PPC, están hablando principalmente de cómo están pagando por su publicidad. En vez de una tarifa plana, por el número de impresiones (más adelante hablaremos de esto) u otra estructura de pago, se paga en función de la cantidad de clics que recibe el anuncio.

El costo por clic es una manera de medir el valor real de tu estrategia PPC. Por ejemplo, si una compañía de calzado está invirtiendo dinero en una campaña de publicidad usando PPC, necesita saber cuánto le está costando realmente cada clic.

Muchas estrategias PPC están estructuradas siguiendo un presupuesto diario específico. Por lo que, si tu presupuesto es de 200 $ diarios y tu anuncio recibió suficientes clics para gastar todo tu presupuesto, el anuncio ya no se mostrará más en esa página web hasta el día siguiente.

Puntos de referencia CPC por industria

Las tarifas CPC varían ampliamente según cada industria. Los sectores con productos de costo alto y ciclos de ventas largos (como SaaS), invierten más en publicidad porque cada cliente individual gasta más dinero.

Las empresas con ciclos de ventas más cortos y productos de menor costo (como el cuidado personal o los pedidos de alimentación online), quieren pagar menos por clic porque cada cliente gasta como máximo cientos de dólares, no miles.

Estos son algunos de los puntos de referencia clave de cada industria del costo por clic, según  Instapage. Este gráfico muestra el costo mensual promedio para varios sectores.

Puntos de referencia CPC por industria

Fuente de imagen: Instapage

Se puede observar que la industria de seguros tiene un CPC muy alto, mientras que la tasa CPC para la electrónica está por debajo de 1 $. Esto tiene sentido, ya que un proveedor de seguros quiere formar relaciones de por vida con empresas y personas y, por lo tanto, necesita menos clientes individuales. Una empresa de electrónica es más transaccional y mueve muchas piezas separadas de inventario.

Determinar si tienes un CPC “bueno”, dependerá de tu industria.

CPC vs. CPM

El CPC no es la única estructura de pago de publicidad. Su principal alternativa es el CPM, que significa costo por mil (o cost per mille).

CPM

Fuente de imagen: ironSource

En este caso, el anunciante paga una tarifa fija por cada mil impresiones del anuncio. Es decir, cada vez que mil personas diferentes ven tu anuncio en internet, tú pagas una tarifa previamente acordada.

Esto es bueno para las compañías que se centran en el reconocimiento de la marca, más que en la conversión rápida.

CPC vs. CPA

Otro método para calcular el costo y el valor de una campaña es el CPA, que significa costo por acción o costo por adquisición.

En este caso, el anunciante determina una acción específica deseada, usualmente una venta, inscripción o suscripción, y paga por el número de acciones realizadas.

Según este sistema, el anunciante paga principalmente por la publicidad que realmente convierte, no solo por las impresiones. En consecuencia, el CPA tiende a ser más alto porque el anunciante está pagando por una acción más valiosa que solo una impresión o un clic.

Cómo optimizar el CPC en Google AdWords

Parte de la comprensión e interpretación del significado del CPC es aprender a tomar esa información y aplicarla para lograr una puntuación de calidad de Google Ads más alta. 

La puntuación de calidad es la manera en que Google determina qué tan útil es tu contenido para los consumidores. El contenido de mayor calidad se prioriza con un mejor posicionamiento de los anuncios en las páginas web y tarifas CPC más bajas.

Google es bastante eficiente al eliminar páginas web que solo intentan falsificar su puntuación de calidad. Ninguna cantidad de publicidad pagada compensará un sitio web mal diseñado o un anuncio que no se relaciona con las consultas de los usuarios.

Según Google, la puntuación de calidad se evalúa en tres categorías:

  • Tasa de clics esperada
  • Experiencia de la página de destino
  • Relevancia del anuncio

quality score

Fuente de imagen: Instapage

En cada una de las tres categorías, tus anuncios y páginas de destino pueden obtener las siguientes puntuaciones:

  • Por debajo del promedio
  • Promedio
  • Por encima del promedio

Se puede acceder a toda esta información a través del panel de control de Google Ads.

Y como sabemos cómo Google está evaluando nuestras campañas, ahora podemos determinar cómo lograr un mejor costo por tasa de clics.

Anuncios relevantes

La forma más obvia de mejorar tu tasa CPC es ofreciendo anuncios más relevantes. Esto significa que los anuncios que ofreces se acerquen más a los términos de búsqueda que los usuarios están buscando.

Puedes hacerlo de la siguiente manera:

  • Priorizar anuncios individuales según términos de búsqueda específicos.
  • Agrupar palabras clave por temas.
  • Alinear mejor tus grupos temáticos con tus productos específicos.

Básicamente, cada anuncio debe orientarse a una frase de búsqueda específica, pero tus grupos de anuncios se benefician al orientar las búsquedas relacionadas. Por ejemplo, “alquiler de vacaciones en Tampa” y “casa de alquiler en Tampa”, son búsquedas diferentes, pero relacionadas.

Elegir las palabras clave correctas

Puedes determinar las palabras clave correctas para tus anuncios y páginas de destino, llevando a cabo una investigación de palabras clave de calidad.

Identificar palabras clave long-tail y priorizar la búsqueda local, tendrá en cuenta el tráfico adicional.

Organizar estas palabras clave en grupos que puedan coincidir con las ofertas de tu empresa también te ayudará a optimizar tu estrategia de publicidad CPC, creando grupos de anuncios que coincidan efectivamente con tus productos con las búsquedas de los consumidores.

Añadir palabras clave negativas

Es probable que el precio del pago por clic dependa de qué tan cerca coincidan tus anuncios con las búsquedas de los usuarios. Parte de esto consiste en asegurarte que tus anuncios no coincidan con las búsquedas incorrectas.

Añadir palabras clave negativas

Las palabras clave negativas son palabras y frases que no quieres que coincidan con tus anuncios. Usualmente, suenan similares a tus términos de búsqueda deseados, pero tienen significados diferentes.

Por ejemplo, una empresa que anuncia sus servicios de alojamiento web (hosting) debe excluir cualquier palabra clave que tenga que ver con el alojamiento hotelero, ya que ese no es el tipo de “alojamiento” al que nos referimos.

Los expertos en marketing pueden ser aún más específicos al excluir a los buscadores que creen que no es probable que hagan conversiones. Por ejemplo, una empresa que vende equipos de entrenamiento de alta gama podría excluir “entrenamiento para principiantes gratis” de su lista de términos de búsqueda porque se dirige solo a deportistas serios.

Prueba diferentes cantidades

El sistema de subastas de Google Ads es complejo, pero es importante recordar que la cantidad no lo es todo.

Google determina qué anuncios de su grupo de anuncios se mostrarán para cualquier consulta de búsqueda según la cantidad de la oferta y la puntuación de calidad.

Prueba diferentes cantidades

Fuente de imagen: Directive Consulting

Por lo tanto, si Shoe Store X ofrece la oferta más alta, pero tiene una página de destino pésima, es poco probable que gane más subastas que Shoe Store Y con una oferta promedio, pero con una buena puntuación de calidad.

Probar diferentes cantidades de ofertas es una manera de estar seguro que estás sacando el máximo provecho a tu presupuesto publicitario.

Puedes hacerlo seleccionando la opción CPC manual al elegir tu estrategia de ofertas, ya que te permite personalizar la cantidad que estás dispuesto a gastar en cada grupo de palabras clave. La desventaja es que esto requiere más tiempo de gestión práctica.

Alternativamente, puedes elegir optimizar los clics máximos, una de las opciones de oferta automatizada de Google. Esto prioriza el envío de tantos clics como sea posible. Puede que no siempre sean los clics precisos que estás buscando, pero lleva menos tiempo.

Probar la estrategia, las cantidades de las ofertas y documentar todo detalladamente, es una buena manera de evaluar tu estrategia actual y ver si tienes un presupuesto asignado a los términos de búsqueda correctos.

Después de todo, los clics no significan nada si no mejoran las ventas, las suscripciones o cualquier otro objetivo que tengas. Es posible que estés dirigiendo mucho tráfico de “collares para perros”, pero los compradores están buscando “collares punk para perros”. Asegúrate que tu anuncio se dirija realmente a los compradores, evaluando cuánto pagas por los términos generales de búsqueda. 

Usa diferentes combinaciones de palabras clave

Por último, las diferentes combinaciones de palabras clave pueden ser útiles para tu campaña. Aunque las coincidencias precisas de palabras clave (como en nuestro ejemplo “collar punk de perro”) devolverán el mayor valor por tu inversión, tampoco te olvides de términos de búsqueda más amplios; después de todo, podría haber dueños de perros que ni siquiera sabían que podían comprar collares punk de perro hasta que vieron tu anuncio.

Usa diferentes combinaciones de palabras clave

Fuente de imagen: Google

Según Google Ads, los diferentes tipos de combinaciones de palabras clave son:

  • Broad Match: incluye consultas relacionadas con tus palabras clave. 
  • Phrase Match: incluye el significado de tus palabras clave.
  • Exact Match: mismo significado/intención de tus palabras clave.

Todas estas configuraciones ofrecen diferentes tipos de usuarios que buscan algo, y uno no es necesariamente “mejor” que otro en todos los casos. Una buena idea consiste en hacer una mezcla, solo asegúrate de no gastar la mayor parte de tu presupuesto en coincidencias amplias, a no ser que te centres únicamente en recibir visitas a tu página web.

Conclusión – Mejora tu tasa CPC

El significado de CPC en marketing digital está directamente relacionado con la cantidad de tráfico que recibe tu página web. Saber a dónde va tu presupuesto publicitario y ser intencional con tus coincidencias de palabras clave, coincidencias negativas y estrategia de ofertas, te permitirá ajustar tus campañas hasta que las tengas funcionando sin problemas.